La tregua entre pandillas salvadoreñas: hacia un proceso de construcción de paz social

Tipo: PDF Tamaño: 3Mb

El 8 de marzo de 2012, jefes de las dos principales pandillas que operan en El Salvador, MS-13 y Barrio 18, establecieron una tregua en la que básicamente acordaron un cese de hostilidades entre ambas, comprometiéndose a reducir el número de homicidios. A cambio de ello, solicitaron la garantía de derechos y la mejora en las condiciones generales en que se encontraban aquellos de sus miembros en privación de libertad. La tregua se pactó en y se ha mantenido desde los centros penales, con la participación de los máximos líderes de las pandillas que se encuentran recluidos.

 

Hubo, sin embargo, desde hace al menos diez años, intentos previos de acercamiento tanto por parte de los líderes de las pandillas, como por parte de las autoridades, organizaciones no gubernamentales y líderes de las iglesias, con el objetivo de, si no arribar a los resultados que se observaron a partir de marzo de 2012, sí al menos iniciar conversaciones tendentes a la búsqueda conjunta de una solución negociada a la problemática.