Habilidades ciudadanas para la paz: la experiencia guatemalteca del posconflicto

IMG-20160614-WA0021Del 13 al 15 de junio el Instituto Nacional Demócrata – NDI-, con sede en Colombia, organizó un encuentro de diálogo y aprendizaje que responde a las actividades en materia de pedagogía y educación sobre construcción de Paz, las cuales son una respuesta al momento coyuntural e histórico que atraviesa Colombia producto de las negociaciones de Paz entre el Gobierno Nacional y las FARC.

Partiendo de las lecciones aprendidas de otros procesos de paz especialmente el caso de la experiencia posconflicto de Guatemala, Ana Glenda Tager Rosado, Directora Regional en Interpeace Latinoamérica fue invitada por el NDI a exponer en dos actividades: con representantes de la Unidad para la Reparación Integral a las Víctimas del Conflicto Armado y los  Sujetos de Reparación Colectiva y posteriormente, con representantes de Partidos Políticos.

En ambas actividades se presentó la experiencia guatemalteca como una fuente de aprendizaje para el proceso de paz colombiano identificándose los factores que obstaculizaron la plena implementación de los Acuerdos de 1996 en Guatemala.

pedagogia de paz

La experiencia en Guatemala demostró que la pedagogía de paz debe centrarse no solo en enseñar la Paz e informar sobre los Acuerdos sino fundamentalmente desaprender el conflicto violento, es decir, transformar las dinámicas violentas arraigadas en la cotidianidad de las relaciones sociales que persisten más allá del conflicto armado. Esto requiere el involucramiento, apropiación y participación de todos para que la paz se convierta en una actitud en el día a día de todas las personas.

Por esta razón, la pedagogía de la paz debe ser entendida como un proceso permanente, no excepcional y que implique su implementación durante el proceso de negociación (acercar la mesa de negociación a la ciudadanía para la apropiación de los acuerdos), durante la implementación de los Acuerdos (conocimiento y auditoria social para exigir implementación) y durante la consolidación de la paz (justicia y reconciliación).

Finalmente, una lección importante desde Guatemala es sumar todos los esfuerzos posibles para salvar la paz de la política, es decir, superar el uso político de la paz para evitar que ésta se convierta objeto de competencia política desnaturalizando así su esencia conciliadora y no violenta.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish